ABUSO DE PODER EN UNA CADENA DE SUPERMERCADOS

Este caso que exponemos aquí está en plena ebullición en estos momentos por lo que omitimos los nombres reales para no interferir en la acción de las instituciones públicas, pero queremos mostrar a los ciudadanos la realidad que se esconde debajo de la engañosa publicidad con la que pretenden manipularnos

EL AUTORITARISMO EXTREMO

 

Hay ocasiones en que el manejo de los recursos humanos en las empresas de este país nos transmite la impresión de que, al menos en este ámbito, estamos aún en el siglo XIX.

 

Como muestra os voy a presentar un caso que está ahora mismo en plena ebullición y que considero una flagrante injusticia y un abuso de poder y que, en mi opinión, expresa dos hechos fundamentales en la gestión de los recursos humanos de una gran empresa: 1º) una incompetencia total en la gestión de un conflicto interpersonal, incluso valorando exclusivamente los intereses de la empresa, y 2º) un uso del protocolo interno contra el acoso pensado únicamente para que la empresa pueda eludir sus responsabilidades.  

 

Nuestra historia empieza por una trabajadora de una cadena de  supermercados con 18 años de experiencia en la empresa en su oficio de charcutera, a la que llamaremos Eloísa, y la tormentosa relación que tuvo en los dos últimos años con su encargada, a la que llamaremos  Victoria. Hay que aclarar que en el largo período anterior al conflicto no hubo ningún problema y la relación entre las dos era totalmente normal. ¿Qué ocurrió entonces entre ellas para que explotara su relación laboral? Pues habría que preguntárselo a ellas, pero yo tengo la versión de Eloísa que me parece coherente y es la siguiente. Ella dice que Victoria fue compañera de colegio de su marido y cuando entraron en proceso de divorcio, no amigable por cierto, se puso de parte de él y la culpabilizó del problema, y a partir de ahí empezó un proceso  de presión sobre ella desde su posición de superioridad jerárquica. Eloisa dice que desde entonces ella no hacía nada bien, cualquier fallo que hubiese en la charcutería era por su culpa, era una loca, etc, etc. Este proceso, prolongado en el tiempo, llevó a Eloisa a una situación de baja médica  diagnosticada como “síndrome ansioso depresivo reactivo a problemática laboral”.

 

Sometida a tratamiento durante un largo período superior a un año, lo que provocó que se le concediese una prórroga dado que no había señas de mejoría, acudió a nuestra asociación y le recomendamos que se sometiese a terapia EMDR, recomendada por la Organización Mundial de la Salud para casos de stress postraumático, y que en su zona no lo proporciona la Seguridad Social, por lo que tendría que pagárselo ella. Asi lo hizo y en pocos meses  mejoró lo suficiente para pensar en su reincorporación al trabajo.

 

Durante todo el tiempo de su baja médica, de casi dos años, recibió mensajes de la empresa a través de una excompañera que mantenía contactos con el Jefe de Área, en los que se les transmitían sensaciones positivas acerca de la posibilidad de un cambio de centro, algo que ella había solicitado desde el principio como solución al problema. Incluso acudió a una reunión con el Jefe de Area con un testigo de nuestra asociación en la que se le informó que había posibilidad real de traslado. Esto le dio esperanzas a Eloisa de cara a su incorporación, lo que sucedió poco después cuando recibió el alta de la S.S.

 

Mas “éteme aquí” que le esperaba una gran sorpresa. El Jefe de Area, al que llamaremos Juan Carlos, le informa que se incorpora al mismo puesto y a las órdenes de la misma encargada. De lo dicho del traslado, ni rastro. Imagínense el estado de ánimo con el que acudió Eloisa al trabajo esperando lo peor. Afortunadamente ella estaba en mejores condiciones psicológicas después de la terapia recibida y afrontó la situación con entereza. Durante un mes todo pareció transcurrir con normalidad, pero  pronto le reprocharon que había alimentos en mal estado por falta de cuidados, y lo hizo Juan Carlos con tonos y maneras poco amistosas, lo que le produjo una crisis de ansiedad. Al dia siguiente ella, medicada y mas tranquila, decidió aclarar las cosas. Se entrevistó con la encargada y le enseñó el estado de los alimentos justo cuando ella entraba de servicio, por lo que no era de su responsabilidad. Esto dio lugar a otra reunión con el Jefe de Area, que en tono mucho mas agresivo que en la anterior, con gritos y puñetazos en la mesa, le reprochó el que culpara a su compañero de errores que eran suyos. Ella no acusó a nadie, solo quería que no le acusaran a ella.

 

Hay dos hechos curiosos y muy sugerentes en relación a este episodio. El primero es que cuando Eloisa fue a hablar con la encargada Victoria la encontró saliendo del vestuario femenino acompañada por el compañero suyo, el que alterna turno con ella. ¿Qué hacía un varón en el vestuario femenino? ¿Si lo que querían es hablar reservadamente, que es lo que tenían que hablar tan en secreto? ¿Tendría algo que ver con las acusaciones a Eloisa? ¿Será que las anomalías en el estado de los alimentos eran provocadas? Lo dejo en el aire.

 

El segundo hecho curioso es que Eloisa, aconsejada por la asociación, había grabado las dos conversaciones con el Jefe de Area, Juan Carlos, y la segunda de ellas era especialmente dura y reveladora. Siguiendo nuestros consejos realizo una transcripción escrita de ambas grabaciones y entrego copias al sindicato al que está afiliada. Y ¡oh, sorpresa!, un dia se encuentra que la segunda grabación y su transcripción han desaparecido de su ordenador.  Y no de cualquier manera ya que el archivo sonoro seguía existiendo, aunque eso si, vacío de contenido (0 bytes). Y mas sorprendente aún, las copias en el ordenador del sindicato también desaparecieron. Es realmente curioso, ¿verdad?   

 

Pues bien, volviendo al relato, Eloisa salió de la segunda reunión totalmente hundida y acudió al Sergas con una crisis de ansiedad y un dolor lumbar que se consideró una somatización por el stress sufrido. Y nuevamente de baja médica.     

  

Llegados a este punto ella se planteó que ya no había mas solución que pedir ayuda al Departamento de Recursos Humanos de la empresa, y asi lo hizo. Esto provocó que una persona de dicho Departamento acudiera a entrevistarse con ella, y le explicó que había un procedimiento informal para resolver estos conflictos, y otro formal que era ya una denuncia interna por acoso laboral. Le insistió que esto último era muy grave. Casi parecía un aviso de que no recurriera a él, como si fuera mas grave la denuncia que los hechos. Eloisa dijo que le daba igual el procedimiento, que la única solución aceptable para ella era que la apartasen de la encargada Victoria, y eso no pareció que lo considerase probable la representante de la empresa. Y puestas asi las cosas Eloisa decidió presentar una denuncia formal ante Recursos Humanos.

 

No voy a entrar en demasiados detalles sobre la gestión que de la denuncia realizó la empresa, porque se trata de rutinas establecidas, sin mayor trascendencia, pero si voy a resaltar unos datos que me parecieron significativos. Un grupo de tres personas que entrevistó a Eloisa, lo hizo en una oficina próxima al despacho de Juan Carlos, el Jefe de Area, en el mismo edificio. Esto de por si era inaceptable, pero es que además él actuaba como el auténtico “jefe de operaciones” del procedimiento, negándole personalmente el paso a una persona que acompañaba a Eloisa, pese a que el procedimiento lo autoriza. Su control de la situación parecía total. Probablemente se dieron cuenta del error porque posteriores reuniones se celebraron en otro lugar. Hay que mantener las apariencias, por lo menos.

 

¿Y cual fue el resultado del protocolo? Pues el despido, presuntamente disciplinario. ¿Alguien esperaba otra cosa? Lamentablemente estamos acostumbrados a ver como los protocolos solo sirven a los intereses de las empresas, incluso como en este caso, recurriendo a argumentaciones delirantes. Haré algunas observaciones al respecto.

  • Se le reprocha que no aceptase el método informal y que acudiese a la denuncia formal del protocolo. El procedimiento informal  tal como lo presentan en el protocolo  viene a ser una mediación, y Eloisa pensó que no había ninguna solución que no fuese alejar a las dos partes en conflicto, que es lo que ella solicitó repetidamente. Por tanto una mediación no tiene sentido donde solo hay una solución, y mas aun si es una solución que tendría que decidir la empresa.
  • Se le acusa de fallos en el trabajo que, en cualquier caso, son propios de una mala organización. Si tiene clientes que atender, otras funciones pueden retrasarse, y esto es algo que le ha ocurrido a ella y a otros desde siempre. Todo el mundo lo sabe.
  • Se dice que el Jefe de Area, Juan Carlos, le ha informado que ninguna encargada tiene nada contra ella y que tiene que “mostrar mayor interés” por el trabajo. Y esto se le reprocha cuando solo llevaba un mes en el trabajo desde su reincorporación de una baja médica de casi dos años. ¿De verdad ya había que tomar medidas contra ella? ¿No parece mas bien que es una continuación de la presión despiadada sobre ella?
  • En cuanto a la segunda conversación con Juan Carlos, se presenta como una continuación de la primera, ignorando que el tono y las formas han sido mucho mas agresivas y desconsideradas. Pero, ¡vaya por Dios! la grabación de esta conversación desapareció misteriosamente.
  • Reconoce que hay un conflicto entre la encargada Victoria y Eloisa, por causas personales ajenas a la empresa, pero no existe acoso moral. Es evidente que quien afirma esto no tiene la menor idea de que es el acoso. Un conflicto interpersonal como este, que se prolonga durante años y donde hay una asimetría de poder, es imposible que sea un conflicto, necesariamente es acoso. Sin excepciones.
  • Se le acusa de presentar denuncias falsas contra Victoria y Juan Carlos y por tanto se le despide. Según explican, todo fue una maquinación con el fin de conseguir el traslado. Si fuese cierta esta versión resulta impresionante la capacidad de Eloisa para engañar a todo el mundo. Ha estado casi dos años de baja médica “engañando” a los psiquiatras del Sergas e incluso al de la Mutua. E incluso el traslado lo solicitó desde el principio, de palabra y por escrito, sin pedir que se sancionase a nadie, y siempre se rechazó su solicitud.
  •     

Resumiendo, todo esto tiene el aspecto de ser una demostración de fuerza con el mensaje implícito, dirigido a todo el personal, de que no se puede denunciar acoso, porque lo grave es denunciar, no acosar. Y que tomen nota de la consecuencia: el despido. Es una manifestación mas de una característica típica de la corrupción en este país, es decir masacrar al denunciante.

 

En este momento este tema está en manos de la justicia, pero tiene aspectos que nos intranquilizan. En primer lugar la empresa, parece que preocupada por su imagen, ha hecho una campaña interna de promoción contra el acoso laboral justo a continuación del despido de Eloisa. Mas tarde decidió hacer una evaluación de Riesgos Psicosociales entre sus empleados, que en el supermercado donde trabajaba Eloisa mas bien parecía una parodia, porque se realizó en una cafetería, con todos los empleados juntos y comentando entre ellos relajadamente los temas de la encuesta, cuando es de dominio público que han de ser anónimas. Un fraude, pero con el objetivo de aparentar que la empresa había hecho sus deberes. Y finalmente, al tratarse de un potente grupo  empresarial, con una amplia red de supermercados y gran repercusión publicitaria en prensa y TV, nos tememos que con su gran capacidad de influencia tengan la posibilidad de hacer llegar a la justicia, de manera informal, su versión manipulada de los hechos, cosa que tenemos la impresión que nos ha sucedido en alguna otra ocasión.

 

En fin, sería lamentable y sumamente injusto que un conflicto interpersonal con una solución sumamente simple y obvia, separar a las partes enfrentadas, haya llegado a este nivel de encarnizamiento con la parte mas débil, negándose sistemáticamente a aplicar la solución evidente. Toda una exhibición de autoritarismo extremo que enviará un claro mensaje a todo el personal.

 

Enero 2018

Antonio París

Asociación Agacam

 

   

           

EL DERECHO DE INFORMACIÓN

El Consejo General del Poder Judicial publica las sentencias con la omisión de los nombres de las personas afectadas. ¿Es esto correcto? ¿El derecho de los ciudadanos a ser informados puede ser omitido?

EL ACOSO ESCOLAR, ¿DELITO?

CONSECUENCIAS DE LA SENTENCIA DE LA JUSTICIA EUROPEA SOBRE INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

¿EL ACOSO ES UNA HERRAMIENTA NEOLIBERAL?

¿LO QUE PENSAMOS INFLUYE EN NUESTRO FUTURO?

¿ESTAMOS VIVIENDO UNA TRANSICIÓN HACIA OTRA SOCIEDAD HUMANA DIFERENTE? 

LA POLITÓLOGA ESMERALDA FERDZ. VIZCAÍNO OPINA SOBRE EL CASO DEL CONCELLO DE CORISTANCO

EL PRECIO DE LA HONRADEZ

 

En España no hay lugar para el deber de ser honrado que debería ser un fin en sí mismo. Este país parece ser que existe gracias a la basura de la corrupción que, reciclada, resulta excelente biocombustible para la lámpara de Diógenes, esa que detentan algunos palmeros alimentando la defensa del presunto corrupto y atacando con fruición y perfidia a gente decente.

No sé si la cobardía es la madre de la crueldad, pero estoy convencida que los cobardes se esconden en su propia sombra y se cobijan en una retahíla de palmeros, hábiles en el ejercicio de la manipulación y la mentira, devenidos en parasitarios, donde el talento constituye la excepción y los méritos brillan por su ausencia.

He sido y soy desde la distancia, espectadora de excepción del acoso, de la humillación, sufrida por Mª del Carmen Seoane, Secretaria del Concello de Coristanco. Y hete aquí, que una funcionaria de habilitación estatal –de ésas que no deben su plaza al Alcalde de turno- como es la Sra. Seoane y que honradamente sirve a los ciudadanos, denunció por el bien de todos, los desmanes que fue contemplando en el Concello de Coristanco.

Su día a día tiene mucho de thriller.  Lo vivido y sufrido por esta funcionaria no es un acto improvisado de un día para otro. Es una confabulación de unos cuantos sátrapas, con la fragilidad de memoria que les caracteriza, que tratan de unir hechos y palabras infundadas como si de tuberías de mierda se trataran sin reflexionar que la ley es la inteligencia sin las ciegas pasiones. La envidia a quienes tienen más talento, más capacidad de trabajo, les corroe. Son como garrapatas, siempre buscando una presa a la que poder asirse para así sentirse alguien importante, con una misión en la vida y otra en el concello: fastidiar a los demás y que los lodos de la corrupción sigan campando a sus anchas en el Concello de Coristanco.


         Un caso de acoso laboral tan evidente, en un contexto político decente, levantaría los cimientos del concello, descompuesto, inundado en sus propios fracasos de gestión y abrumado por graves delitos de corrupción.

Si la Sra. Seoane no ha tirado la toalla y prosigue con su trabajo es porque es una funcionaria vocacional que tiene un gran sentido del deber y que defiende, con su trabajo, los derechos de los vecinos del Concello de Coristanco. No creo que necesite estar rodeada de grandes cosas: su mayor tesoro, del cual carecen los presuntos corruptos y sus adláteres, es la decencia, la honradez.

La Sra. Seoane sabe quién es y cómo ha conseguido lo que posee. Llegará el día en que triunfe su honestidad y su honradez porque antepone su improrrogable deber de cumplimiento de legalidad y con ello demuestra que la única forma de defender lo que es de todos es hacerlo como si fuera de uno mismo: con firmeza.

Ahora, la impartición de la Justicia ha de ser ejemplar y didáctica para que sirva de referencia y modelo de conducta. Ahora le toca a los jueces impartir Justicia, salvaguardar el honor y la dignidad de quienes se dedican honradamente al servicio público e impedir la impunidad de quienes se esconden detrás de un bastón de mando y de una retahíla de palmeros.

 

Mª Esmeralda Fernández Vizcaíno

Politóloga

 

 

 

LAS SEÑALES DE AVISO DE LA CORRUPCIÓN

La corrupción nos está desbordando, pero no es algo imprevisible. Las asociaciones de lucha contra el acoso lo sabemos muy bien, esto se veía venir.

EL REVELADOR MENSAJE DE VODAFONE

La empresa de comunicaciones Vodafone nos ha puesto al descubierto una realidad que sospechábamos, pero que nadie ponía sobre la mesa. Esta es la reflexión que nos sugiere.

¿MODERNIZAR LA JUSTICIA?

SOBRE LA CORRUPCIÓN Y EL ACOSO

Todos los que estamos en la lucha contra el acoso laboral sabemos que existe una estrecha relación causa-efecto con la corrupción, y que ésta tiene un fuerte arraigo en nuestras administraciones públicas. Transparencia Internacional ha emitido recientemente un informe en el que analiza sus causas y propone medidas para combatirla.

 

He aquí un breve análisis desde el punto de vista de una asociación contra el acoso

LAS PRIORIDADES EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Todos sabemos que en las administraciones públicas manda la política, y también sabemos que los objetivos de ambas pueden, y con frecuencia ocurre, diverger. La interferencia de prioridades ajenas a los objetivos propios de la función pública produce graves disfunciones, y entre ellas acoso laboral.

He aquí nuestro comentario a partir de dos casos concretos.


SOBRE EL ATAQUE AL ATENEO FERROLANO

La pretensión del Ayuntamiento de Ferrol de reconvertir el histórico edificio del Ateneo Ferrolán para dedicarlo a usos múltiples, ignorando la intención del proyecto de reforma, deja la impresión de que se trata en realidad de frenar la actividad de una organización histórica, abierta y vital en la ciudad.

Desde Agacamt recordamos la ayuda recibida del Ateneo en momentos difíciles para nosotros, y deseamos que este injusto problema se resuelva como esta institución se merece.


SOBRE EL SUICIDIO DE YOLANDA DEVILLE POR PRESUNTO ACOSO LABORAL

Una dolorosa tragedia ha sucedido en nuestro cercano ámbito laboral. En agosto de 2010 la trabajadora de Alcampo de A Coruña Yolanda Deville-Bellechasse se quitó la vida. Su dramática decisión parece tener relación con su situación en el trabajo, tal como expresa ella misma en algunas notas que dejó escritas. 

 

Queremos hacer un breve resumen de la lamentable peripecia laboral y humana que determinó su triste final.

GRANDES MENTIRAS SOBRE EL TRABAJO EN ESPAÑA

En esta información de la web LABORO se abordan algunos de los aspectos controvertidos sobre el trabajo en nuestro país, y en las especiales circunstancias actuales.


TIPOS DE DESPIDO Y SU AFRONTAMIENTO

En la interesante web LABORO encontramos esta información sobre los tipos de despido y la forma de abordarlos.

 

ENTREVISTA A RICARDO PÉREZ-ACCINO

El presidente de ANAMIB(Asociacion No al Acoso Moral en el Trabajo en Baleares), Ricardo Pérez Accino, comparte con AGACAMT sus reflexiones sobre el mobbing.

Una interesante entrevista que no os debéis perder si estais interesados  en conocer un poco más la realidad del mobbing a través de la experiencia de quienes trabajan por un mundo más justo.

www.anamib.com


10 MOTIVOS PARA NO CONTRATAR UN PSICÓLOGO PARA SU EMPRESA

Artículo publicado por Cristina Fanjul Montaña, psicóloga clínica experta en temas laborales.

ENTORNO LABORAL Y MOBBING

Por Marina Parés Soliva.

La ponencia analiza los entornos laborales que favorecen la aparición del fénomeno del acoso moral en el trabajo, y se profundiza en las graves consecuencias que el acoso laboral tiene sobre la salud de la víctima.

En el fichero adjunto podréis leer el documento.

Marina Parés Soliva es Diplomada en Trabajo Social y Perito social Jurídico. Experta en acoso laboral (mobbing) y propietaria de la página web www.acosomoral.org


Paressm15.pdf
Documento Adobe Acrobat [138.8 KB]

UNA GRABACIÓN DE UNA CONVERSACIÓN ES VÁLIDA COMO PRUEBA ANTE UN TRIBUNAL

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ordenado repetir un procedimiento abierto por despido porque el juez de primera instancia denegó la prueba presentada por la trabajadora despedida que contenía conversaciones con su superior.

TSJ Madrid, Rº 4056/2007, sentencia de 14-XI-2007.


EL ACOSO EN EL TRABAJO COMO DELITO

En el panorama legislativo del emergente problema denominado acoso laboral se ha producido recientemente una importante novedad: la consideración del acoso en el trabajo, también conocido como mobbing, como delito penal.

Texto completo en el archivo adjunto


A PROPÓSITO DEL BORRADOR DE PROYECTO DE LEY SOBRE ACOSO, DEL MAGISTRADO GIMENO LAHOZ

Como ya es sabido AGACAMT está promoviendo una campaña a favor de este Borrador y consideramos necesario resaltar algunas de sus pretensiones.

Además de la modificación del Estatuto de los Trabajadores que supone este borrador de proyecto de ley, de él se puede destacar en primer lugar y como aportación muy importante que por primera vez existiría un concepto jurídico uniformado sobre lo que es el Mobbing.


Para leer más 

Asociacion Gallega contra el Acoso Moral

 

Correo corporativo

agacamt@agacamt.com
 

Revista Acosados

http://revistacosados.blogspot.com.es/

 

Páginas relacionadas en Facebook

https://www.facebook.com/agacamt/

 

https://www.facebook.com/groups/acosolaboraldesahogate/

 

Teléfono para consultas:

605989791

 

Horario de consultas: de 16,00 a 20,00 h. de lunes a viernes, salvo festivos

 

Asociarse

 

Si quiere unirse a nuestra asociación, utilice nuestro formulario de inscripción para hacerlo. ¡Le esperamos!

 

Puede cubrirlo en pantalla, imprimirlo, firmarlo y enviarlo por correo electrónico o postal a las direcciones señaladas en el pié de página.

Formulario de inscripción

Formulario inscripción Agacam.pdf
Documento Adobe Acrobat [111.4 KB]

Estatutos de Agacam

 

Puede descargar los Estatutos de nuestra asociación en formato PDF

 

EstatutosAGACAM.pdf
Documento Adobe Acrobat [57.4 KB]